Experiencias cromáticas

EXPERIENCIAS CROMÁTICAS

 

LOS COLORES NO EXISTEN

Realmente los colores son longitudes de onda, vibraciones con mayor o menor frequencia. Newton observó como al hacer pasar un rayo de luz blanca a través de un prisma de cristal este se descomponía en un arcoiris de colores. La causa es que energías con diferentes longitudes de onda se refractan en manera diversa cuando atraviesan objetos con disímiles dendidades y por tanto distintas propagaciones de onda.

En ausencia di anomalías en los órganos relacionados con el sentido de la vista se pueden conectar las sesaciones que nos envía el cerebro a los estímulos antes los colores. La energía que se percibe estimula algunas partes del cuerpo y de la mente. Es decir, si nuestro cerebro es capaz de atribuir un color a una longitud de onda se puede afirmar que los colores, por ser energía, tienen gran influencia emotiva y psicológica en el ser humano.

 

INFLUENCIA EMOTIVA Y PSICOLÓGICA EN EL SER HUMANO

Los colores calientes, en particular el rojo, tienen un efecto eccitante, aumentan la actividad muscular, la presión sanguínea, la frecuencia respiratoria y el latido cardiaco. Por ello se les relaciona con la acción y la vitalidad.

Las tonalidades frías tienen un efecto calmante y relajante, además reducen la presión sanguínea y la frecuencia cardiorrespiratoria.

Llevar vestiarios de tonalidades calientes nos ayudan en las jornadas fatigosas, cuando debemos enfrentar tareas que requieren energía. Vestir con colores fríos es más adecuado cuando deseamos transcurrir jornadas relajantes o para meditar. Se puede vestir de azul durante una convalecencia, violeta en las prácticas religiosas, amarillo si se necesita energía, de rojo para comunicar pasión, de verde para conectar con la naturaleza

La acción de los colores sobre el ser humano, sea a nivel físico que psíquico pueden variar en función al tipo de personalidad. Es decir, una persona emotivamente más sensible, receptiva desde el plano intelectual, con la mente libre de prejuicios es más predispuesta a recibir el mayor efecto de los colores.

El ansia es un degradable estado de agitación interior que se prueba antes la incapacidad de exprimirse externamente, sea motoria que emotivamente. Los músculos tienden a utilizarse para contener en vez de expresar las emociones y se contraen, se retiene o aminora la respiración. Sin dudas vivir en un ambiente con colores agresivos pudiera empeorar la situación.

Newsletter

Privacy Policy

Privacy | Impressum | Sitemap | P.iva 01459870224